4 Razones por las que instalar césped artificial en campos de golf

La instalación de césped artificial especializado en campos de golf es una realidad desde hace unos años.

En Realturf, tras el desarrollo de diferentes proyectos, y gracias a la utilización de las últimas tecnologías, hemos conseguido reproducir  todos los beneficios y propiedades del césped natural, pero con la utilización de las mejores fibras y filamentos artificiales.

Realturf Golf Pro es nuestro producto estrella desarrollado específicamente para campos de golf. Se trata de un césped artificial de última generación, ideal para putting greens tanto de uso particular como públicos, en residenciales o clubs de golf. Este producto es capaz de reproducir el comportamiento de las mejores instalaciones de césped natural, soportando el tránsito de personas, golpes, bolas, etc. Se caracteriza por su capacidad de amortiguación, suavidad y gran resistencia. Además, de un excelente rendimiento tanto en el rodar de la bola como en la recepción de la misma.

Putting green: Golf Pro y Provenza

Son muchas las ventajas que explican por qué instalar césped artificial en campos de golf, pero si tuviésemos que destacar algunas, cuatro de las más importantes serían:

  1. Ofrece un mejor rendimiento que el césped natural. El césped artificial se mantendrá en perfecto estado para la práctica del golf los 365 días al año. Esto permitirá la práctica de este deporte en lugares o países donde los climas no favorecen el buen estado de un campo de césped natural, ya sea por condiciones extremas de sol y escasez de agua, o bien por ser zonas muy lluviosas o incluso con nieve.
  2. Medioambientales. Gran ahorro de agua. Un campo de golf de 18 hoyos de césped natural consume alrededor de 18 mil millones de litros de agua anuales en el caso de climas templados, si hablamos de provincias del sur de España por ejemplo, se podría hasta duplicar. Este es motivo más que suficiente para optar por la instalación de césped artificial para este tipo de instalaciones deportivas. A esto habría que sumar el ahorro en fertilizantes y productos químicos, evitando la contaminación que estos conllevan. Además,  el césped artificial Realturf es 100% reciclable.
  3. Económicas. Según los datos obtenidos en el Proyecto de I+D (UMH-IBV) Golf Turf, los costes de mantenimiento del césped natural son 17 veces más elevados que el césped artificial: fertilización, siega, aireado, resiembra, etc. Con el césped artificial el mantenimiento se reduciría a una limpieza, cepillado y recebo ocasional. Esto supondría un gran ahorro en coste y tiempo de mantenimiento. A esto habría que sumar el coste del consumo de agua.
  4. Durabilidad. El césped artificial presenta una gran durabilidad, por lo que la inversión inicial quedará amortizada aproximadamente en menos de 5 años. Una de nuestras instalaciones emblemáticas el Pitch & Putt de la Universidad Miguel Hernández de Elche, cuenta con más de 12 años de antigüedad y continúa en perfecto estado para la práctica del golf.

 

Pitch & Putt UMH

 

Por todos estos motivos, la utilización del césped artificial, de forma total o parcial, para la construcción de campos de golf es una alternativa además de viable muy recomendable.

La combinación del césped artificial con el césped natural en campos de golf queda muy natural y contribuye al ahorro de agua y disminución de mantenimiento en las zonas más costosas, como son en greens y tees. Además, te permitirá practicar tu deporte favorito 365 días al año, siendo una alternativa más sostenible.

Compartir este artículo