Una malla antihierbas es un elemento que se coloca, como su propio nombre indica, en zonas donde hay riesgo de que crezcan las malas hierbas. Se pueden utilizar en los huertos, en los parterres de flores o en los jardines e incluso se coloca bajo el césped artificial. ¿Cómo lo consiguen? Pues gracias a su opacidad no permite que la luz penetre hasta el terreno y, consecuentemente, las hierbas no pueden crecer ni vivir.

El césped artificial es un material que impide que la luz traspase y en nuestra colección de jardinería contamos con césped artificial con una estructura de doble backing que impide que las malas hierbas penetren.

Por qué y cuándo instalar mallas antihierbas con césped artificial

La única posibilidad de que crezca la mala hierba es a través de los agujeros de drenaje que tiene el césped artificial para evacuar el agua. No es algo habitual, pero es recomendable el uso de geotextil en terrenos naturales, para garantizar completamente cualquier posibilidad de que pueda crecer malas hierbas en la superficie. No será necesario la aplicación de malla antihierbas sobre hormigón o zonas pavimentadas.

Tipos de mallas antihierbas

Existen dos tipos de mallas: las mallas plásticas o las geotextiles. A continuación, te explicamos las características de cada una de ellas:

– La malla plástica

Son mallas hechas con polipropileno muy resistente. Asimismo, puedes escoger la malla que más te interese, incluso podrás decidir el color, por tanto, podrá acoplarse a la perfección con el terreno. Cabe decir que sus bordes se deshilachan, por tanto, son mucho más difíciles de cubrir. Por último, es importante destacar que las mallas plásticas no son recomendables en lugares estrechos. Dentro de estas mallas podemos escoger entre las que son destinadas para jardinería, que en este caso son mallas de 105 gramos por m². Y, por otro lado, las mallas dirigidas al campo de la restauración con un gramaje de 130 gramos por m². Cuanto mayor el gramaje, mayor será la resistencia.

– La malla geotextil

Es más fácil de cortar, de colocar y de decorar, ya que es más estable y resbala menos. Se utilizan para evitar que crezcan malas hierbas con raíces muy agresivas, como algunas plantas de las asparagáceas o de las ciperáceas. El principio básico de ambas mallas es el mismo, evitar que surjan hierbas. Pero, en este caso, son mallas mucho más resistentes y duraderas. El peso de la malla geotextil también puede variar, sin embargo, el más frecuente es el de 125 por m². Es la malla ideal si quieres sencillez en la instalación y la máxima resistencia, aunque su precio será ligeramente superior con respecto a la plástica.

Cómo instalar la malla antihierbas bajo tu césped artificial

Lee atentamente las siguientes recomendaciones donde te explicaremos las claves de cómo hacerlo:

  • Debes limpiar y alisar meticulosamente la zona donde colocarás la malla. Nuestro consejo es que pases una moto azada y compactes el terreno dejándolo lo más llano posible. Sin desniveles, piedras, o raíces, ni cualquier otro elemento que afecte a la regularidad sobre el que se instalara la malla antihierbas.
  • Ha llegado el momento de colocar la malla antihierbas. Solapa una pieza con otra y fíjalas al suelo con grapas o clavos cada 2 o 3 metros.
  • Por último, es recomendable añadir arena de sílice entre las fibras de césped artificial para que este quede bien fijado a la superficie.

En definitiva, si quieres disfrutar de tu césped artificial sin tener que padecer las malas hierbas, deberás colocar una malla antihierbas adecuada a tu tipo de césped artificial.

Si deseas más información sobre nuestros productos, contamos con la más amplia red de instaladores a nivel nacional que podrán resolver cualquier duda que nuestros clientes puedan tener. En Realturf estamos cerca de ti.

Información básica sobre cookies

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado política de cookies de nuestra página web. ACEPTAR

Aviso de cookies