Herramientas y materiales necesarios para la instalación

  • Metro
  • Cúter
  • Guantes de seguridad
  • Malla antihierbas
  • Clavos o grapas
  • Herbicida
  • Césped artificial
  • Banda de unión o banda autoadhesiva
  • Adhesivo especial para césped artificial
  • Pala dentada
  • Aplicador de adhesivo
  • Arena de sílice o Petfill
  • Cepillo de cerdas duras
  • Limpiador enzimático Realsmell
Paso 1
Medir y preparar la superficie

Lo primero que debes saber, antes incluso de comprar nuestro césped artificial, son las medidas de la superficie donde vas a instalarlo. Es importante medir y planificar bien la instalación para comprar la cantidad óptima de césped artificial.

El césped artificial se almacena en rollos de 2 o 4 metros, de modo que, a no ser que tu instalación case con esas medidas, deberás hacer recortes para adecuarlo a la instalación.

Una buena planificación de esos recortes, puede suponerte un importante ahorro de dinero al adquirir tu producto y también hará que el resultado final de la instalación luzca mejor y sea más sencilla si consigues reducir al mínimo el número de juntas.

También es importante nivelar el terreno sobre el que va a ir instalado para que no queden bultos o irregularidades. Para ello, deberás:

  1. Eliminar irregularidades del terreno como son todo resto de vegetación o piedras, que puedan afectar al aspecto final de la instalación.
  2. Aplicar un herbicida para evitar que la vegetación vuelva a crecer y dé lugar a malas hierbas que puedan asomar por el perímetro de la instalación.
  3. Por último, proceder a nivelar el terreno mediante la aplicación y compactación de arenas y gravilla que, además, favorecerán un mejor drenaje de la instalación

Paso 2
Cubrir la superficie con malla anti-hierbas

La malla anti-hierbas es necesaria para evitar la proliferación de malas hierbas que puedan deteriorar el aspecto de nuestra instalación.

La extenderás sobre la superficie solapándola unos 10 cm en las uniones y la fijarás a cada metro con clavos al suelo.

En los perímetros de la instalación, recortarás el sobrante o harás un doble antes de fijarlo para que quede bajo la instalación y fijarás de nuevo a cada metro.

Paso 3
Medir y cortar el césped artificial

Como se ha comentado anteriormente, el césped artificial se almacena en rollos de 2 ó 4 metros, por lo que debes medir y planificar bien la disposición del césped para usar la cantidad óptima de césped artificial.

Nuestro equipo puede ayudarte con estos cálculos o facilitarte el corte a medida, ya que no es algo tan sencillo como pueda parecer en un principio.

Es importante que al cortar el césped artificial se haga con un cúter desde la base y siempre usando guantes de seguridad para evitar accidentes.

Paso 4
Extender el césped sobre la superficie.

Deberás extender el césped según la planificación inicial y siempre del mismo lado, ya que si lo extiendes en direcciones distintas verás que la superficie no queda irregular. Esto se debe a que al ir enrollado, las fibras del césped se vician siempre hacia un lado.

Paso 5
Sanear las uniones

Una vez extendido, sanearás las uniones para que queden rectas y uniformes y, en caso de que haya obstáculos, recortarás las zonas con obstáculos comprobando el corte cada pocos centímetros para evitar posibles fallos al cortar y probables claros.

Paso 6
Poner banda de unión

Debes levantar los bordes de las uniones y colocar bajo ellas la banda de unión. Haciendo uso del aplicador de adhesivo, colocarás adhesivo sobre la banda de unión y lo extenderás con la pala dentada. A continuación, con cuidado de que las fibras no queden pegadas a la banda, colocarás los bordes de la junta sobre la banda y presionarás levemente para que se adhieran perfectamente.

Como alternativa más rápida puedes usar banda autoadhesiva.

Paso 7
Fijar la instalación

Para evitar que el césped pueda desplazarse o levantarse con el uso, fijarás la instalación mediante grapas a cada metro, especialmente en las juntas y el perímetro.

Paso 8
Recebar el césped con arena de sílice

La arena de sílice es opcional, pero puede ayudar a que nuestro césped artificial no se caliente tanto, además de ofrecer mayor confort en la pisada.

Mediante la aplicación de arena de sílice también conseguimos que la instalación se asiente mejor. Además, logramos que el aspecto de nuestro césped artificial dure perfecto más tiempo, ya que ayuda a la recuperación de la fibra y de este modo la mantiene erguida más tiempo.

Para instalaciones con mascotas recomendamos el uso de nuestro relleno especial Petfil, que favorece la eliminación de los malos olores.

Paso 9
Cepillar el césped artificial

Llegados a este punto, tu instalación ya está casi terminada, pero verás que las fibras están algo chafadas debido al almacenamiento en rollos. ¡No te preocupes! Cepillar el césped con un cepillo de cerdas duras hará que las fibras queden erguidas de nuevo y verás cómo va adquiriendo un aspecto natural y estarás repartiendo de manera más uniforme el relleno de sílice.

Es aconsejable cepillar el césped cuando esté caliente, después de haberle dado un rato el sol. De este modo será más manejable y resultará más fácil hacer que las fibras queden erguidas de nuevo.

Paso 10
Regar y aplicar Realsmell

Por último, recomendamos regar el césped artificial para limpiar las posibles impurezas que queden en la superficie tras la instalación y rociarlo con nuestro limpiador enzimático Realsmell, que aportará un fresco aroma a hierba recién cortada a la vez que beneficiará a tu césped artificial con propiedades bactericidas y antiestáticas.